¡Adiós, Alfredo Escalante!

LO NUEVO

¡ADIÓS, ALFREDO ESCALANTE!

Por Moisés Flores Pérez // @ElOtroRockFEST

Alfredo Escalante, un duende escorpiano caraqueño que llegó a la tierra el 25 de octubre de 1942 por los lados de la parroquia La Pastora. Muy joven se fue a Italia donde se curte con las últimas tendencias musicales y artísticas. Al tiempo, se regresa a Venezuela sin medio en los bolsillos y comienza a trabajar como bailarín en discotecas de la época enseñando pasos de baile que tenían que ver con el rock y el twist. Luego comienza a trabajar en la radio poniendo música con su hermano Cappy Donzella (precursor del rock en la radio venezolana) en Radio Capital por el año 1966, allí es donde empieza a interesarse por la locución. Hacer radio de ese tipo en Venezuela era una osadía, una sociedad conservadora no miraba con buenos ojos la rebeldía. Se empezaba a imponer una nueva radio donde solo sonaba rock. Inicia una nueva era donde Alfredo era uno de sus protagonistas. Tiempos de represión a principio de los setenta, si tenias el cabello largo eras considerado una persona peligrosa. Luego irrumpe en la TV con “La música que sacudió al mundo”, impulsó el rock venezolano, y hasta la actualidad continuó su programa enseñándole a varias generaciones de músicos y melómanos lo más diverso del género rock.

Llámame Alfredo

"No somos más que el privilegio hueco de contemplar en convulsivo teatro el universo. Aplaudimos con nuestras vidas. Nuestro aplauso más febril es nuestra propia muerte". Así culmina un poema de Juan Calzadilla, y así intento traducir tu despedida.

Entrampado y roto, ahora es otro mi dolor y otra mi oscuridad. No hay adiós entre nosotros y esas palabras te las ofrecí con voz temblorosa en nuestra última cena mientras escuchábamos la sombría canción “Seafering Song” de Mark Lanegan con nuestras miradas extraviadas estrellándose sobre la negrura de la ciudad en el balcón de mi casa. Ahora el frío aleteo de la distancia se eleva como una gigantesca luminiscencia sobre tus hijos bastardos.

Muchas noches de laberínticas y sarcásticas conversas con música a todo volumen, tragos y un amor casi imposible de creer (en ocasiones cantamos juntos “Cuesta Abajo” mientras el acetato de Gardel nos ayudaba con el coro). Eres mi padre musical desde que me viste tocando (“Barbie En Cautiverio”) con una guitarra y aparatos de juguete en El Festival De Arte Urbano organizado por Eckaterina Guerra y Rafa Larez en El Teatro de San Martín de Caracas. No podías creer lo que estabas viendo y al observarte entre el público te grité: "disculpa el atrevimiento Alfredo esto no es el rock que pones en la radio, pero te quiero", creo que algo allí nos condujo irremediablemente a ser lo que somos, y digo “somos” en presente, sí en presente.

Me presentaste por primera vez a mi amada Kara Febles, fuiste de los únicos que estuviste en la clínica cuando nació mi ángel Oriana, Tu presencia mágica todo lo desborda, aún ahora. Padrino del disco de Sofía Insomnia, “Breve Casi Eterno”, o como siempre nos decías "Breve casi eterno como la vida...". Alfredo, dime ¿dónde estás? ¿Cómo es allá? ¿Qué sueño es este tan raro? ¿Tu broma final?

Sonríes, lo sé, y llorando te celebro, y los que te acompañamos en las buenas, en las malas y en las peores, hoy (27 de enero) a las 2 de la tarde cuando el parte médico le comunicaba a tu hijo Darío que te habías escapado a los confines, crujimos de dolor y pena, no por ti, pues ahora vuelves a ser libre, sino por nosotros y esta hambrienta desolación que nos quiere tragar. Esperaste a que estuviéramos todos juntos para escabullirte con la eternidad y con Mario cantando a voz quebrada "Se nos fue un amigo" nos abrazaste.

Ahora tú eres la estrella que nos guía... del amanecer que se encargue el destino.

En la barra de un bar te pregunté si Dios existía, y sonriendo respondiste: "Llámame Alfredo" ahora sé que es cierto. Bendícenos a todos, a todas tus alucinadas y bizarras ovejas negras. Allá nos vemos y guárdame un poco del delicioso quesillo casero que haces. A tu salud Alfredo Escalante, la única estrella eres tú.

Se me olvidaba: amado, criticado y odiado, sí señores, este duende transgredió muchas normas y algunos que hoy se ufanan de haberle conocido dedicándoles abrumadores halagos, en su momento le dieron la espalda y lo censuraron, pero este rocker les pintó una paloma...

Estarás ahorita viendo todo el alboroto que causaste y exclamando tu irónica frase: "¿Qué te puedo decir?".

Cocacola

Fecha : January 28, 2016

COMENTARIOS

+NOTICIAS

Caracas clandestina re existe "Expo Salón Independiente"

EVENTOS

Caracas clandestina re existe "Expo Salón Independiente"

Caracas clandestina re existe "Expo Salón Independiente"

Las huellas del punk – post punk en el arte contemporáneo venezolano a la luz del existencialismo.

LEER NOTICIA
Gamificación y educación

ETC

Gamificación y educación

Gamificación y educación

La gamificación es un concepto que utiliza técnicas y elementos para motivar el aprendizaje mediante una competencia saludable. También conocida como ludificación, la gamificación en los casinos, la educación y las empresas es muy utilizada. Por supuesto, en cada ámbito se adapta de manera que cumpla diversos objetivos. En la educación, en particular, se utiliza para promover el aprendizaje, mejorar la autoestima y generar un sentimiento de logro personal.

LEER NOTICIA
Súdatela.com: El club digital de América

TECNOLOGÍA

Súdatela.com: El club digital de América

Súdatela.com: El club digital de América

Súdatela.com es el nuevo club digital de América que promete reunir a los aficionados del fútbol en la recta final a la Copa América 2020

LEER NOTICIA