logo
logo

vid
NASA hace satélites baratos con smartphones

La agencia espacial de Estados Unidos ha puesto en marcha el programa PhoneSat, destinado a construir nanosatélites baratos. De momento están previstos dos modelos que utilizarán smartphones Android, concretamente el Nexus One y el Nexus S, para enviar información a la Tierra. El plan de la NASA consiste en reducir costes usando tecnología comercial.

Para lograr su objetivo, el programa de la NASA ha optado por utilizar tecnología comercial que ni siquiera es de última generación. El Nexus One salió al mercado hace más de dos años y el lanzamiento del Nexus S también tiene más de año y medio. Ambos terminales, no sólo funcionan con Android sino que han sido smartphones a los que Google ha puesto su marca.

Estos dispositivos se pueden aprovechar para tareas en el espacio por algunas de sus capacidades. La velocidad de sus procesadores y la versatilidad de sus sistemas operativos, así como los múltiples sensores que tienen los hacen atractivos. Sus cámaras que toman fotografías en alta resolución y la función GPS también son necesarias para los satélites. Pero lo más interesante es que todo ello está disponible en un tamaño reducido.

La NASA quiere enviar nanosatélites al espacio como forma barata de estudiarlo. El proyecto PhoneSat tiene previstos tres prototipos que utilizarán tecnología comercial. Los componentes de ninguno de ellos superarán los 3.500 dólares.

El PhoneStat 1.0 ya ha sido construido como prototipo y probado en entornos de condiciones extremas. Utiliza el Nexus One, construido en su momento por HTC, que gobierna el nanosatélite. Sus sensores ofrecerán información sobre la orientación general y con la cámara se podrán hacer observaciones de nuestro planeta.

El otro de los nanosatélites que se basan en un smartphone Android es el PhoneSat 2.0. Como su nombre indica es más avanzado que el anterior. En esto también coinciden los terminales, ya que el Nexus S – fabricado por Samsung – sucedió al Nexus One. La segunda generación del teléfono de Google aporta un procesador más rápido y añade nuevas capacidades al conjunto. La NASA podrá controlar su satélite desde la Tierra y las misiones podrán ser más largas, debido al acoplamiento de placas solares.

Fuente: http://innovacion.ticbeat.com

gal
©Derechos reservados. Equilibrio Inc. 2000-2011